Un grupo de boli-energúmenos chillaba con cierta desgana junto a la verja de la Asamblea Nacional, la legítima: «¡Ramera, loca, loca!» Lilian Tintori cruzó a su lado canturreando «loca de amooorrrrr…» Saludó amablemente a tres tortugas ninja que resultaron ser guardias nacionales y se puso a la cola junto con el resto de familiares de […]