Buenas noches. Gracias por su compañía. Como todo ustedes saben, soy una persona de esdrújulas. Con demasiado facilidad caigo en el énfasis y la declamación. Y hoy la tentación es francamente enorme. Por eso, y también porque creo que nuestro tiempo está saturado de hipérboles, he optado por hacer un esfuerzo de contención.  Voy a […]