Menu Close

Tag / Monarquía

La abdicación de Felipe VI

La extravagante decisión de excluir al rey Juan Carlos de la conmemoración de las primeras elecciones democráticas ha excitado al populista. Ceño siempre fruncido, tonito solemne, Pablo Iglesias lleva cuatro días aprovechando el tirón para reclamar la restauración de los «valores republicanos» frente al régimen vigente. La contraposición es curiosa y merece una parada técnica en plena operación salida. Incluso un casto paréntesis en la bacanal del Orgullo Gay. Veamos.

Es verdad que la institución monárquica casa mal con la razón: lo reconocen hasta las marquesas mientras toman el té. Y también es cierto que los últimos años del rey Juan Carlos, y sobre todo los de su yerno, no fueron precisamente ejemplares. Ahí seguimos, pendientes de los vaivenes heráldicos de Corina y judiciales de Urdangarín. Sin embargo, esta monarquía española se distingue de su genealogía y hasta de su propio concepto de un modo esencial: no sólo contribuyó, en primera persona, a la llegada de la democracia, sino que aceptó que la propia democracia la legitimara en las urnas. «Habla, pueblo, habla». Y así lo hizo. Abrumadoramente.

Continue Reading

La democracia coronada

En julio de 1974, Franco fue hospitalizado y el entonces príncipe Juan Carlos asumió por primera vez la jefatura del Estado. A partir de ese momento, y sobre todo tras la muerte del dictador en noviembre del año siguiente, los ataques a la figura del joven Borbón se recrudecieron. Las críticas eran ácidas y de origen diverso. La izquierda tenía nula confianza en el reformismo de Juan Carlos, sucesor de Franco a título de rey, y muy poca en su capacidad de superar el ocaso del régimen. Todavía desde el exilio, el comunista Carrillo lo apodó, con sorna afrancesada, Jeannot le bref. Juanito el breve. Con la implicación personal del rey en el proceso de apertura a la democracia diseñado por Torcuato y liderado por Suárez, la actitud de la izquierda pasó del desprecio al pragmatismo colaborador. Sin embargo, desde la extrema derecha los ataques continuaron. Y se agudizaron. Títere. Tartamudo. Traidor. Las invectivas contra el monarca por su radical desmentido del mandato continuista de Franco arreciaron hasta culminar en el 23-F. Esa noche, ante millones de espectadores, Juan Carlos logró fundir los conceptos de monarquía y democracia frente al golpismo. Y se consolidó.

Continue Reading