Muy tarde ya en la noche, agotado el tema de la vida, Félix Ovejero y yo fuimos paseando desde el hotel Cotton House, Barcelona arriba. Félix tenía que conocer al otro español vivo de izquierdas, Manuel Valls. Español, sí, Abascal y Puigdemont, español. Se reconocieron como lo harían dos animalitos de la misma especie, con […]