Menu Close

Tag / Constitución

Otro futuro

La primera vez que Felipe González y José María Aznar protagonizaron un acto público juntos y no encarados fue el 15 de febrero de 2017, en el despacho del ubicuo abogado Cremades. Los amigos más fieles de uno y otro acudieron como padrinos y se rozaron en un silencio espeso. Estaba incluso Juan Luis Cebrián, entonces todavía presidente del bautizado por Aznar como Grupo Fáctico Fácilmente Reconocible. Y completó la foto Albert Rivera, que entonces todavía se proclamaba heredero de los dos grandes líderes del bipartidismo. El ambiente era eléctrico, a decir de una madre venezolana, y venezolana era la causa. Lo primero que unió a Aznar y González fue la defensa de Leopoldo López contra la dictadura chavista.

 

La segunda vez que González y Aznar comparecieron juntos y en paz fue el 5 de julio de 2017, en un coloquio para celebrar el 15 aniversario de Vocento. En aquella ocasión estaba también Zapatero, que a mitad del acto se levantó para coger un avión. Desde el escenario Aznar le soltó una dentellada: «¿Te vas para Caracas? Pues ten cuidado…» (De lo que haces, pavo.) Todo el público se rió. Lo segundo que une a Aznar y González es el democrático desprecio al portavoz de Maduro.

Continue Reading

Por una España de castas

El 12 de mayo escribí en estas páginas sobre la creciente influencia del lobbyfeminista en la redacción de El País. El jefe de Opinión del periódico, José Ignacio Torreblanca, se enfadó. Mucho. Así me lo hizo saber por persona interpuesta y también a la cara, en un encuentro casual en el hotel Palace. El pasado lunes, Torreblanca fue destituido de forma fulminante. En su despacho brilla ahora la columnista Máriam Martínez-Bascuñán. El País la ha presentado así: “Es especialista en teoría política y pensamiento feminista”. Bien. Podría hurgar en la herida, pero para qué. En realidad, donde quiero escarbar es en la primera de las dos especialidades de la nueva jefa de Opinión del nuevo El País. Martínez-Bascuñán está entre los 60 ilustres firmantes de un simpático manifiesto titulado Renovar el pacto constitucional. Y esto tiene interés por dos motivos. Primero porque, en un bandazo sin precedentes en la historia del periodismo universal, El País se ha convertido en el oráculo, prescriptor ideológico y máximo defensor de su hasta ayer ridiculizado Sánchez. Y, segundo, porque la agresión nacionalista a la Constitución del 78 sigue siendo el primer problema español. Así que ahí va: un fisking al manifiesto avalado por la jefa de Opinión de El País, que es casi como decir al Poder.

Continue Reading

Barrio Sésamo para constituyentes

imagesUna vez más, el aniversario de la Constitución se ha convertido en una adolescente y desgarrada apelación a su reforma. Pero hay tres novedades. Las antiguas bisagras nacionalistas son hoy fuerzas de secesión. El tercer partido del país es burdamente anticonstitucional. Y el Gobierno exhibe una debilidad radical: como no tiene proyecto propio ni capacidad para aplicarlo, ha convertido la política en una industria de la rectificación y el diálogo en un fin en sí mismo. Cedo luego existo. Si la autoimpugnación del PP se limitase a las reválidas, el daño sería remediable. Ya llegará nuestro Fillon. El problema es que también afecta al suelo democrático. Se asume que el modelo de convivencia más justo, equilibrado y fértil de la historia española ya no sirve. Pero nadie —ni los reconstituyentes convencidos ni los reformistas a regañadientes— tiene una alternativa mejor. La prueba es el coloquio que organizó este periódico el pasado martes en el hotel Wellington de Madrid. Estos son los argumentos desplegados a favor de la reforma constitucional… y sus réplicas.

 

Continue Reading

Older Posts