Menu Close

Category / Artículos

15130235021840

¿Queréis ser libres? Sed españoles

Discurso de agradecimiento por el Premio Sociedad Civil 2017. Ateneo de Madrid, 11 de diciembre de 2017. (Foto: Antonio Heredia) Estimados patronos de Civismo Admirado Albert Queridos amigos Voy a contarles la verdad. Este premio —que me ha hecho tan feliz y que agradezco tanto— es el resultado de una conversación mía con Julio Pomés después del […]

Boinas carlistas

Es sabido que una boina negra y tóxica se ha instalado sobre la capital de España. Hay muchas cabezas dispuestas a calzarla. El catedrático Santiago Muñoz Machado, que ha propuesto una reforma constitucional regresiva. Los asistentes al comeback de Josep Antoni Duran i Lleida en el Ritz. Los responsables del último cupo vasco. Miquel Iceta, con su cordón sanitario al cuello. O Enric Juliana bajando la calle Barquillo. La cuestión es que en Madrid falta aire limpio. Personajes que no evoquen fracasos. Ideas que alumbren caminos nuevos. Políticas en sintonía con la nueva actitud de la sociedad.

Continue Reading

Ayaan Hirsi Ali interviewed on her new book -

Ayaan Hirsi Ali: «Necesitamos un Voltaire en el Islam y nuevos Voltaires en Occidente»

No pudimos conversar en persona. La intelectual más crítica con el islam acaba de tener un bebé. Oculta. Blindada. Vive así desde que rompió con su religión. Nacida en Somalia, sufrió el fanatismo en carne propia. Literalmente. Su padre le impuso una boda y ella se fugó. Acabó de diputada en Holanda. Su socio fue asesinado y ella, amenazada de muerte. Pero no se arredró. Ahora vive en EEUU, donde en nombre de los valores de la Ilustración defiende una reforma del islam. Y de Occidente.

La reacción política y mediática al atentado de Barcelona fue: “No criminalicemos al islam. El islam es una religión de paz”. ¿Lo es?
Cada vez que contesto esta pregunta pienso: “Uf, estoy perdiendo el tiempo”. Casi nadie está dispuesto a escuchar. ¡Pero insistiré!

Le agradezco.
La clave es distinguir entre los musulmanes y el islam. Entre personas e ideas. Hay 1.500 millones de musulmanes. Por supuesto, no todos son fanáticos ni misóginos ni violentos. Los musulmanes son tan diversos entre sí como cualquier otro presunto colectivo: cristianos, judíos, mujeres, gays, hombres heterosexuales blancos… Y la inmensa mayoría son pacíficos y tolerantes. Otra cosa es el islam. El atentado de Barcelona es la expresión del islam político. Sus autores fueron fieles al Corán. Siguieron exactamente las consignas de la segunda etapa de la vida de Mahoma.

La que transcurrió en Medina.
Eso es._La vida de Mahoma tiene dos fases. Primero vive en La Meca. Funda una religión como la entendemos ahora en Occidente. Predica la paz, la piedad y la caridad. Es un guía moral. Pero luego se traslada a Medina, donde elabora un modelo político. Fija la imagen de una sociedad ideal. Dicta cuál debe ser la relación entre dios y el individuo. Entre el marido y la mujer. Entre el creyente y el no creyente. Y dice algo crucial: el califa tiene la obligación de convertir al no creyente, aunque sea mediante el uso de la violencia. Por tanto, el imam que radicalizó a los jóvenes de Barcelona era un fiel seguidor de Mahoma y de los textos sagrados del islam. Los terroristas que cometieron el atentado, también. El uso de la violencia no les convierte en heterodoxos ni locos ni descarriados. El culto de la violencia y su justificación están teológicamente sancionados. El islam, a partir de Medina, ya no es una religión de paz

Continue Reading

Older Posts